Skip to main content

You are here

Conducta de buceo

¡Sea un buceador responsable!
  • Infórmese sobre los ecosistemas marinos que va a descubrir en las Azores
  • Infórmese sobre los habitantes que lo van a recibir: tradiciones, historia, economía, recursos naturales y culturales.
  • Póngase en forma! Si no bucea hace mucho tiempo, prepárese para gestionar bien su flotabilidad: capacidad pulmonar, chaleco y lastre. Si hace falta pida al centro de buceo que lo ayude a perfeccionar su flotabilidad.
  • Infórmese sobre el sitio de buceo que va a descubrir, así la inmersión será más interesante. No será sólo un buceador espectador y sabrá identificar los animales, conocer sus comportamientos y saber donde buscarlos. ¡Sabrá observar la increíble fauna escondida!
  • Pida información sobre las especies amenazadas, protegidas y sobre las que son potencialmente peligrosas para los buceadores.
  • Si va a hacer una inmersión con corriente, escoja aletas cortas y poco agresivas.

En el barco

  • No tire nada al mar.
  • Pida un recipiente para la basura y deposite en él las colillas, los residuos de plástico, los envases de aluminio, etc.
  • Fije correctamente los manómetros y la fuente de aire alternativa junto a su cuerpo para que no cuelguen durante la inmersión y arrastren sobre el fondo, evitando que se destruya la fauna  y la flora.
  • Haga una inmersión lenta y controlada, para no chocar con la vida del fondo marino y evitar posibles problemas de narcosis.
  • Controle su flotabilidad, la colocación del cuerpo y el equipo para no tocar los organismos fijos, pequeños y frágiles, estando atento especialmente al movimiento de las aletas. Los golpes destruyen estos frágiles seres. ¡Llame la atención a los buceadores que no tengan ese cuidado!
  • Tenga en cuenta que sus actos afectan a la vida acuática. Evite tocar, usar, alimentar o mover de lugar a los seres marinos. Estas acciones pueden alterar a los seres, cambiar su comportamiento de alimentación y apareamiento, desequilibrar los ecosistemas o provocar un comportamiento agresivo en especies que normalmente no son agresivas.
  • ¡No moleste a los animales! Si se refugian en sus guaridas no los fuerce a salir. Espere con paciencia sin moverse hasta que esté todo en calma y salgan de nuevo.
  • Respete la herencia cultural subacuática. Los buceadores son privilegiados al poder bucear en naufragios, que también pueden servir como hábitats importantes para los seres marinos. ¡Ayude a preservar estos lugares y no recoja objetos arqueológicos!
  • No se lleve recuerdos del fondo marino. Haga fotos, llévese el recuerdo en su mente y ¡deje sólo burbujas de aire!
  • ¡Sea un modelo para otros buceadores! Dé un buen ejemplo en sus acciones en el ambiente marino para que los demás puedan aprender de usted.
  • Haga las fotos con cuidado. Muchos seres marinos son frágiles, independientemente de su tamaño. Las técnicas de fotografía poco adecuadas pueden dañar la vida marina sensible, con el golpe de una aleta, de la cámara o el cilindro o incluso el toque de la mano.
  • Manténgase neutro. Los sistemas de fotografía pueden añadir lastre o tener una flotabilidad positiva. Asegúrese de que sujeta bien todo el material fotográfico y de buceo y de ajustar debidamente el lastre para evitar el contacto con el sustrato marino. Practique la flotabilidad y la fotografía antes de bucear en ambientes frágiles.
  • No caiga en la tentación. Evite tocar, alimentar, perseguir o molestar a los seres marinos. Evite cambiar su posición para obtener la foto perfecta. Muchos seres son tímidos y se sienten afectados fácilmente, por lo que estas acciones pueden provocar cambios en la alimentación, apareamiento o provocar reacciones agresivas.
  • Sea paciente. Mientras bucea, muévase lentamente y permita que los seres marinos presenten su comportamiento natural para una foto mejor.
  • No malgaste el agua dulce. ¡Es nuestro bien más precioso!
  • Escoja instalaciones que eviten el desperdicio del agua dulce, como por ejemplo una pila para aclarar los equipos y duchas que ahorren agua.
  • Las Azores tienen un gran patrimonio natural y cultural. Cuando no esté buceando, no dude en salir del centro de buceo o de su alojamiento para conocer otras bellezas naturales de las Azores, así como la cultura del pueblo azoriano, simpático y hospitalario.
  • No compre recuerdos provenientes del mar como dientes de tiburón, estrellas de mar y conchas.
  • La Guía del consumidor de los pescados azorianos informa al público del estado de sostenibilidad de las poblaciones de las diferentes especies, proporcionando información para una elección consciente. Esta guía puede encontrarse en varios restaurantes de las Azores y en el enlace.
  • No consuma mariscos en veda, cuando se prohíbe su captura en los períodos de reproducción para la sostenibilidad de sus poblaciones, como es el caso de las lapas, clacas, cigarras de mar, langostas y centollos. Antes de consumir estos crustáceos en los restaurantes, infórmese sobre las épocas de veda. Así será un consumidor responsable y contribuirá a la sostenibilidad de los ecosistemas marinos.